Moción para evitar los cierres de camas hospitalarias y contra la falta de sustitución de personal sanitario

Autor original: Izquierda Unida Salamanca Provincia Publicada originalmente en http://iusalamancaprovincia.org

La puesta en marcha del Sistema Sanitario Público no solo supuso
una importantísima mejora en la atención sanitaria a la población, sino un cambio de paradigma
sobre lo que debía de ser un Sistema Sanitario, así como la metodología de
trabajo de los profesionales en este. Lo esencial de estas cuestiones aparece
reflejado en la Ley General de Sanidad de 1986 y en las bases legislativas y
normativas de la puesta en marcha de la Atención Primaria, 1985-1987, con una
implicación esencial de las Comunidades Autónomas.

En Castilla y León, el Decreto
60/1985, de 20 de julio sobre organización funcional de las Zonas de Salud de
Castilla y León y de las normas para la puesta en marcha de los Equipos de
Atención Primaria es el que establece el concepto clave donde el Sistema
Sanitario Público como una gran oportunidad, no solo para la mejora de la
atención sanitaria a la población, también para la mejora de la sociedad.

Queremos que
se solucionen los problemas sanitarios mejorando el Sistema Sanitario Público. Ya que no es solo un sistema de
cuidados ante la enfermedad sino también un instrumento de prevención de esta y de promoción de la salud.
Además, es una estructura generadora de puestos de trabajo de primer orden que
necesita la voluntad política de la Junta de Castilla y León para potenciar y
promocionar este servicio público.

Recientemente,
diversas noticias aparecidas en los periódicos de nuestra Comunidad Autónoma
hablan de los cierres de camas de hospitales en verano. En principio, se habló
de 300 camas (Diario de León/20-06-19). Este hecho se justifica con la merma de
la actividad quirúrgica pero, en realidad, no es más que una consecuencia
directa de la falta de personal. Posteriormente, el sindicato SATSE ha denunciado
que la situación real es bastante peor. Literalmente, en el diario Tribuna de
Salamanca aparece la siguiente información: “El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha
denunciado que el afán cortoplacista por ahorrar dinero ha vuelto a llevar a
los distintos servicios de salud autonómicos a cerrar, al menos, 12.700
camas durante este verano, de las cuales, 452 se clausuran en Castilla y León, lo que afectará negativamente a la seguridad y salud de los
ciudadanos…”

Este hecho tiene unas consecuencias claras:

  • Aumento de las listas de espera.
  • Masificación de los los servicios de Urgencias, obligando a los y las profesionales sanitarios a
    atenderlos, en muchas ocasiones en zonas no habilitadas para ello. 
  • Aumenta el índice de personas
    enfermas que no son atendidos en la unidad correspondiente a su patología y se
    deteriora la calidad de la asistencia recibida.

No existe justificación para el cierre de camas, cuando,
además, se sigue derivando pacientes a hospitales privados, lo que aumenta el gasto,
además de no implicar una mejora en la calidad de la atención.

Por otro lado, diversas Plataformas en Defensa de la Sanidad
Pública denuncian constantemente el cierre de consultorios médicos en las zonas
rurales. Los cierres de consultorios en esta época del año no están
justificados, y de hecho, vulneran el derecho a la atención en igualdad de
condiciones de la ciudadanía Estos cierres tienen como consecuencia: el
deterioro de la calidad asistencial, la saturación de las urgencias y la
vulneración de derechos.

Por todo
lo expuesto,  la concejala de Izquierda
Unida integrada en el Grupo  Mixto  en aplicación del Artículo 88 del Reglamento
Orgánico y de Funcionamiento del Ayuntamiento de Salamanca, propone al Pleno,
la adopción de los siguientes acuerdos:

Instar a la Junta de Castilla y León a:

Primero. – Que no se cierren plantas y camas.. Al contrario, utilizar
intensivamente los recursos que tiene la sanidad pública, reabriendo plantas
cerradas.

Segundo. – Acercar
la Atención Especializada y hospitalaria a los núcleos rurales de población
alejados de los hospitales de área, mediante el desarrollo debidamente
dimensionado de estos servicios, dotando
adecuadamente el transporte sanitario (urgente y programado) y estableciendo convenios de colaboración
oportunos con la sanidad pública de comunidades autónomas limítrofes

Tercero. – Que se sustituya al personal para dar la atención que requieren
los pacientes por personal adecuado y que no se tenga que interrumpir los
tratamentos muy a pesar de los profesionales

Cuarto. – Que no se cierren consultorios médicos en las zonas rurales
durante el verano.

Esta entrada fué publicada originalmente en la web de Izquierda Unida Salamanca Provincia: Izquierda Unida Salamanca Provincia

Entradas Relacionadas