Carta al Rector de la USAL, Ricardo Rivero, sobre la prohibición del Acto de Presentación de la Consulta “USAL Decide” el pasado Viernes 22 de Febrero

Autor original: Izquierda Unida Salamanca Provincia Publicada originalmente en http://iusalamancaprovincia.org

El pasado viernes 22 de febrero, nos encontrábamos con una más que preocupante noticia, que a nuestro entender atenta clara y directamente contra los principios democráticos más básicos inherentes a toda sociedad democrática.

El hecho en cuestión sucedía en el seno de nuestra ilustre Universidad (USAL), entre cuyos muros se difunde el saber desde hace ya ocho siglos. Es la primera universidad de España y una de las más antiguas de Europa, junto a las de Bolonia, Oxford, Cambridge y París. En el SXVI tuvo entre sus pensadores a Francisco de Vitoria y Fray Bartolomé de las Casas, impulsores, de toda una escuela filosófico-jurídica, en la que se puede percibir la “Primera Carta de los Derechos Humanos”, así como el concepto de “Guerra Justa y los Límites al empleo de la Violencia para dirimir disputas entre Naciones”. En el siglo XVIII, especialmente durante el reinado de Carlos III, se llevaron a cabo reformas que la  convirtieron uno de los principales focos de la Ilustración Española. Entendemos que nuestra Universidad está ligada, como demuestran estos y otros hechos, a los principios democráticos, a su aplicación, desarrollo y ensanchamiento.

Si nos situamos en la actualidad, dentro del marco de una serie de actividades llevadas a cabo en todo nuestro Estado, las Consultas Ciudadanas sobre el modelo de Estado celebradas en 18 universidades públicas españolas, no entendemos que el pasado viernes 22 de febrero se prohibiera, en un acto de censura, la presentación sobre dicha Consulta  a la plataforma “USAL Decide”, que plantea  dicha Consulta entre Monarquía o República a la Comunidad del Estudio Salmantino.

Tras la denegación del Decano de Historia, Francisco Javier Lorenzo, el acto se trasladó a la Facultad de Traducción y Documentación, alegando en este caso la Decana Maria Teresa Fuentes su negativa al no tener, según ella ,constancia del acto, contando ambos Decanos  con el apoyo explícito del Rector. Al margen de las diversas opiniones que las personas firmantes podamos tener, creemos evidente que las excusas por parte de ambos Decanos, han sido poco acertadas, se contradicen con las conversaciones mantenidas con integrantes de dicha Plataforma y en última instancia obedecen a los dictámenes de nuestro actual Rector, Ricardo Rivero.

Recordamos que el catedrático de Derecho Administrativo Ricardo Rivero se presentó a Rector con un programa donde se podía leer que “la igualdad de oportunidades en la Democracia es posible gracias a nuestro modelo de Universidad”.Una vez  tomó posesión de su cargo aseguró que actuaría “con altura de miras y trabajando por dejar una universidad mejor”. Además se comprometió a “anteponer las necesidades de la comunidad universitaria a las nuestras”. Nos sorprende por tanto que alguien que se presentó ante la comunidad universitaria como progresista y renovador, dé instrucciones directas con el objetivo de vetar un acto de una plataforma universitaria.

Expresando el  jueves 21 de febrero que, el límite de cualquier universidad está en el respeto a las personas y a los principios constitucionales, como debería ser en cualquier ambiente universitario “donde las libertades públicas son un derecho fundamental”, no entendemos que declare  defender la libertad democrática y la participación en la Universidad y que cuando la tiene que llevar a cabo, primero; se escude en dos Decanos para vetar actos y segundo y más importante; diga que no es su competencia y que apoya sus decisiones, puesto que, según los Estatutos de la propia USAL, Capítulo Quinto, Artículo 66, apartado l), es competencia del Rector Autorizar los actos extraordinarios que vayan a celebrarse dentro del recinto universitario”. Si bien es cierto, que dichas decisiones se pueden delegar en Vicerrectores y Decanos, la supervisión y palabra última sobre estas cuestiones la tiene siempre el Rectorado. Un ejemplo de dicha disposición y última palabra del Rectorado, deviene de la prohibición, en marzo de 2013, de una charla del joven Alfon, un acto por entonces aprobada por el propio Decanato de la Facultad de Geografía e Historia. Además el artículo primero  hace referencia a los principios de Igualdad, Justicia y Libertad, el segundo refiere claramente a los fines de la misma: La garantía, en la actividad de la Universidad, de la dignidad de la persona, el libre desarrollo de su personalidad sin ningún tipo de discriminación y el derecho a la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.  Consideramos que en estas actuaciones no se han aplicado estos principios, ni en el espíritu ni en la letra de los mismos.

Queremos que nuestra Universidad, por su Historia y por lo que simboliza, conserve y respete los principios democráticos. Le pedimos al Rector que no le tenga miedo a las Consultas Populares en el seno universitario, pues no son sino un reflejo del sentir de nuestra Sociedad.Reivindicamos que no se pongan palos en las ruedas de la propia evolución de una sociedad más justa y democrática, puesto que si comienza a instalarse el veto y la censura en ambientes históricamente progresistas, estaremos abocados al fracaso más absoluto, despojados de una condición humana fundamental, como es la Libertad de Expresión.

Atentamente:

-Esther Vicente Briz, Responsable de Comunicación de IU Salamanca

-Francisco Javier Herrero Polo, Responsable de Organización de IU Salamanca y Coordinador Local de IU Salamanca Ciudad.

Esta entrada fué publicada originalmente en la web de Izquierda Unida Salamanca Provincia: Izquierda Unida Salamanca Provincia

Entradas Relacionadas